Novedad

Novedad

Claves para ser eficaz con fungicidas en un año niño

Ante un año niño puede haber una mayor severidad de ataques a la Soja.

El control químico de las enfermedades es una de las medidas de manejo más empleadas en la agricultura, debido a que los fungicidas se han convertido en un parte integral de la producción eficiente de alimentos. En muchas ocasiones la utilización de fungicidas constituye una medida eficiente, rápida, práctica y económicamente viable.

Este año ha sido categorizado como Niño casi en forma unánime por la mayoría de los climatólogos del mundo. La consecuente mayor temperatura invernal y los excesos de lluvia repercuten y lo seguirán haciendo sobre varios aspectos del control químico con fungicidas que resultan clave poder analizarlos. Entre ellos se pueden destacar la mayor severidad de ataque de patógenos que dañan la parte aérea (debido a la mayor humedad del canopeo) y más horas de mojado predisponentes, mayor número de ciclos de infección, aumento significativo de la reproducción fúngica incrementando la cantidad de esporas de cada población, mayor variabilidad, y por todo ello, mayor presión de enfermedades y el consecuente mayor riesgo de generación de resistencia a las moléculas fungicidas. Según especialistas, puede haber aparición o re emergencia de enfermedades económicamente importantes (ej.: Mancha ojo de rana).

Las lluvias más intensas y sorpresivas podrían lavar más los fungicidas con necesidad de moléculas que mejoren la penetración y evitar evaporación. Las plantas podrían absorber menos los fungicidas por mayor grosor de la cutícula (cutina) y ceras. Además, las mayores temperaturas acelerarían la metabolización del fungicida.

Ante esto habrá una necesidad de analizar adecuada y precisamente el momento de control, tecnología de aplicación y la dosis a utilizar. En este contexto será necesario fortalecer las decisiones relacionadas con el momento de aplicación, tipo y dosis de fungicidas, a la vez que será necesaria una acción simultánea, preventiva y curativa. No olvidar las buenas prácticas agrícolas relacionadas con la implementación de medidas anti-resistencias de hongos a fungicidas. Para esto será necesario no llegar tarde, aplicar en el momento óptimo de acuerdo con la metodología científica disponible y siempre que sea necesario.

Fuente: Infocampo 

Alternativa de Summit Agro 

Summit Agro desarrolló RACE RM. Este producto es un novedoso fungicida para el control total de las enfermedades de fin de ciclo de soja. Presenta la perfecta combinación de Metominostrobin con Tebuconazole. Metominostrobin se diferencia de otros productos del mismo grupo, por su acción sistémica multidireccional. Actúa, principalmente, interfiriendo el crecimiento del micelio de un gran espectro de hongos patógenos y al mismo tiempo actúa sobre la germinación de esporas. Al poder residual y acción sistémica multidireccional de Metominostrobin, Tebuconazole le agrega un gran stop curativo. 

RACE RM combina las fortalezas de ambas moléculas, dando como resultado un producto único por su gran espectro de control de enfermedades. Tiene acción curativa, preventiva, residual y erradicante. Promueve un rendimiento superior debido a su excelente eficacia durante el final del ciclo de la soja, trigo y maíz.

 Enfermedad en Soja

Novedad