Novedad

Novedad

Presencia de Sclerotinia en lotes de Soja en el Sudeste Bonaerense

Importancia y manejo de la pudrición húmeda del tallo de soja por Sclerotinia.

La pudrición húmeda del tallo (PHTS) o pudrición blanca de la soja también conocida como tizón por Sclerotinia es una enfermedad causada por el hongo Sclerotinia sclerotiorum. Esta enfermedad puede causar grandes reducciones de rendimiento de semilla o destruir completamente un cultivo cuando se ha sembrado en suelo infectado y hay un canopeo denso con períodos prolongados de tiempo húmedo.

SÍNTOMAS Y SIGNOS

Los síntomas de la PHTS no se observan hasta que el canopeo del cultivo se cierra entre los surcos, creando un microclima húmedo. El primer síntoma es el marchitamiento y eventual muerte de hojas superiores. Los síntomas generalmente se desarrollan en el estadio R2 y R3. Una inspección bajo el canopeo podría revelar la presencia de un micelio blanco, algodonoso desarrollado sobre tallos, hojas o vainas. Las lesiones se desarrollan sobre tallos principales y ramificaciones laterales. Las hojas infectadas permanecen adheridas a los tallos. Eventualmente, las lesiones rodean el tallo y la parte superior de la planta muere. La infección se origina en los nudos de los tallos y generalmente se desarrolla entre 10 y 50 cm arriba del nivel del suelo. Las plantas mueren cuando el hongo rodea el tallo.

A la madurez del cultivo, los tejidos de los tallos enfermos toman una apariencia disturbada y blanquecina desde el punto de avance, con una coloración rosada frecuentemente entremezclada con los tejidos internos enfermos. Además pueden ocurrir infecciones múltiples del tallo. Las ramificaciones y las vainas adyacentes también pueden ser infectadas. El signo característico del patógeno es el micelio blanco algodonoso sobre todas las partes afectadas de la planta. Esclerotos grandes, negros de forma y tamaño variable (2-20 mm de diámetro) se forman a partir del micelio blanco desarrollado sobre el tejido de la planta, y en la médula del tallo con una forma cilíndrica característica.

La semilla de vainas enfermas puede presentarse arrugada y estar infectada por el hongo, o algunos granos ser reemplazados por los esclerotos. La semilla también se contamina con los esclerotos (contaminación concomitante) a la cosecha de las plantas infectadas.

AGENTE CAUSAL

Sclerotinia sclerotiorum (Lib.), es común en los suelos del sudeste bonaerense donde sobrevive principalmente como escleroto. Los esclerotos germinan formando pequeños apotecios de color bronce a castaño. Estos producen esporas (ascosporas) las cuales inician la enfermedad en soja y otros cultivos susceptibles. El hongo ataca a un amplio rango de hospedantes de más de 370 especies de plantas y causa enfermedad a gran variedad de cultivos tales como girasol, colza, papa, alfalfa, algodón, maní, lino, porotos, lupinos, lentejas, y muchas otras hortalizas, entre ellas, lechuga, zanahoria y tomate. En nuestra zona es raro encontrar a este patógeno causando daño en los cultivos de papa, lino o alfalfa. Algunas malezas comunes también son hospedantes tales como calabacilla (Silene gallica), capiquí (Stellaria media), diente de león (Taraxacum officinale), enredadera anual (Polygonum convolvulus), lengua de vaca (Rumex crispus), senecio (Senecio madagascariensis), y tréboles (Trifolium spp.). El hongo que causa la PHTS sobre soja es el mismo que causa enfermedades en girasol, poroto y colza entre otros cultivos.

CICLO DE LA ENFERMEDAD

S. sclerotiorum sobrevive como esclerotos en el suelo y en lotes de semilla contaminada o en semilla infectada. Los factores críticos para el desarrollo de la PHTS son la humedad y el estadio de floración. Generalmente la enfermedad no aparece antes de que el follaje cierre el surco, debido a que un canopeo denso promueve un microclima de temperatura fresca y humedad alrededor de los tallos y mantiene alta humedad del suelo después de las lluvias o del riego.

El inicio de la enfermedad también está estrechamente relacionado con la floración. Los esclerotos pueden germinar dentro de los 5 cm superficiales del suelo y producen micelio o apotecios. Con períodos prolongados de temperaturas bajas (5-15°C) y alta humedad de suelo (7 a 14 días seguidos) se forman uno o varios apotecios. Estos eyectan enérgicamente enormes cantidades de ascosporas (inóculo primario) al aire, alrededor de los tallos, ramificaciones y vainas, donde ocurre la infección si la humedad relativa es alta. Las ascosporas también pueden llegar desde campos adyacentes o cercanos. Las ascosporas requieren una película de agua y una base nutritiva, como el tejido de flores muertas o senesciendo, para germinar y desarrollarse antes de infectar a la planta.

Con frecuencia las infecciones se inician en las axilas de los tallos donde caen y quedan las flores senescentes. Las plantas de cualquier edad se pueden infectar. La infección de hojas, pecíolos e internudos pueden producirse por contacto con las plantas adyacentes enfermas o a través de heridas causadas por granizo u otras injurias. Para el desarrollo inicial de la enfermedad generalmente se requieren más de 40 horas continuas con la superficie mojada, pero una vez que la enfermedad comenzó, períodos cortos de humedad pueden continuar con el desarrollo de la lesión. Esta es la razón por la cual la PHTS se asocia con prolongados períodos de tiempo lluvioso, húmedo o nublado o con áreas donde la humedad se junta debido a la niebla, largos períodos de rocío y pobre drenaje. Cuando la superficie de la planta se seca, el progreso de la enfermedad se lentifica. Las temperaturas frescas favorecen el desarrollo de la PHTS, pero la condición ambiental más favorable es la alta densidad de plantas.

Los esclerotos se forman por el desarrollo del micelio sobre y dentro del tejido de la planta. Estos esclerotos podrían no germinar para formar apotecios durante la misma estación de cultivo, pero retornan al suelo durante la cosecha y operaciones de laboreo, y se perpetúan o invernan y se convierten en fuente de inóculo infectivo para futuros cultivos susceptibles.

MANEJO DE LA PUDRICIÓN POR SCLEROTINIA (PHTS)

  • Sembrar semilla limpia.
  • Evitar sembrar soja directamente después de girasol, colza o porotos (Phaseolus spp.).
  • Evitar sembrar a menos de 75 cm entre surcos en lotes con historia de S. sclerotiorum.
  • Evitar sembrar cv susceptibles al vuelco y con prácticas de manejo que promuevan vuelco o resulten en un canopeo denso.
  • Sembrar cv resistentes o tolerantes.
  • Reducir la irrigación antes de la floración.
  • Control químico: Summit Agro, cuenta con dos productos que les pueden ser útiles para disminuir las pérdidas que ocasiona la enfermedad, las cuales suelen ser del orden del 50 %, en casos de alta incidencia.

Fuente: Azucena del Carmen RIDAO (Dra.) - Patología Vegetal, UIB (FCA - UNMdP / EEA - INTA)

Les acercamos esta información ya que se han detectado lotes, en las zonas costeras con más del 30 % de incidencia. Algunos de ellos ya en R4.

Summit Agro cuenta con SUMILEX* (Procimidone), específico para el control de Sclerotinia, recomendado en dosis de 0,75 a 1,2 L/ha, y con TOPSIN FLO* (Metil tiofanato), recomendado en dosis de 1 a 1,2 L/ha. En general son productos que entran fácilmente a la planta pero no se desplazan demasiado; por lo cual se recomienda aplicarlo dentro de lo posible con volúmenes de por lo menos 100 a 120 L/ha de agua (*Registro en trámite para esta enfermedad).

Ante cualquier consulta por favor comunicarse con:

Carolina P. Martino

Responsable de Desarrollo Comercial Buenos Aires Sur

Summit Agro Argentina S.A.

Carolina.Martino@summit-agro.com.ar