Novedad

Novedad

Etapa clave del cultivo trigo

La siembra y emergencia del trigo es un momento en el cual se define la cantidad de plantas logradas y el rinde potencial. ¿A qué prestarle atención?

Siembra:

Control de sembradora: ¿Por qué? Durante la labor de siembra se define parte de la estructura y de la nutrición del cultivo, dos aspectos fundamentales en términos del rinde y de costos. El control de la sembradora garantiza que se estén cumpliendo los objetivos de densidad y nivel de fertilización definidos. ¿Qué mirar? i) Cantidad de semilla sembrada, ii) ubicación de las semillas, iii) cantidad de fertilizante, iv) cerrado del surco.

Post-Emergencia:

1. Calidad de implantación: ¿Por qué? Es necesario evaluar la cantidad de plantas finales para determinar si la densidad lograda es correcta (y eventualmente tomar decisiones de corrección, como resiembra). Antes de este proceso (luego de la emergencia) puede realizarse un control del logro para evaluar tempranamente daños por plagas, heladas o fallas de siembra. ¿Qué mirar? Cantidad de plantas implantadas por unidad de área (m2). ¿Cuándo? Cuando el cultivo tenga 2-3 hojas completamente expandidas.

2. Malezas en cultivo: Es importante monitorear malezas antes y durante la etapa de macollaje:

i) Pre-macollaje (1-2 hojas): para detectar tempranamente el escape de malezas de los controles de barbecho y pre-siembra y/o ajustar el control temprano de post-emergencia, ii) Macollaje: para detectar los últimos escapes que pudieran significar competencia para el cultivo y definir, eventualmente, un control de post-emergencia tardía.

3. Monitoreo de enfermedades foliares: ¿Por qué? Las enfermedades afectan el área foliar (actividad y duración) del cultivo y esto puede disminuir significativamente el rinde alcanzable.

¿Qué mirar?

i) Tipo de enfermedad, ya que las distintas enfermedades tienen distintas dinámicas y condiciones predisponentes

ii) abundancia: se mide en forma objetiva a partir del cálculo de la incidencia de cada enfermedad (porcentaje de hojas enfermas en relación a las hojas totales evaluadas),

iii) severidad: se mide porcentaje de la superficie foliar afectada; usualmente se estima de manera subjetiva (severidad alta, media o baja). ¿Cuándo? Desde elongación del tallo hasta el comienzo de maduración de granos.

4. Monitoreo de plagas tempranas: ¿Por qué? Las plagas tempranas (principalmente pulgones) pueden afectar el stand de plantas y comprometer la densidad deseada. Es necesario monitorear su evolución para decidir el control y evitar posibles daños. ¿Cuándo? Desde la emergencia hasta inicios de encañazón. ¿Qué mirar? Cantidad (porcentaje) de plantas con presencia de pulgones y estimación de abundancia de individuos.

5. Monitoreo de plagas tardías:

¿Por qué? Durante el ciclo del cultivo pueden aparecer plagas que afectan directa o indirectamente el rinde del cultivo. Entre las más importantes se encuentran orugas (militar verdadera, militar tardía, desgranadora, etc.) y pulgones (ej. amarillo, ruso, de la espiga). Es necesario monitorear su evolución para decidir el control y evitar posibles daños. ¿Cuándo? Desde cuarto nudo detectable hasta grano lechoso. ¿Qué mirar? Tipo de plaga y su abundancia (ej. orugas por m2 o pulgones por planta). Al igual que en una industria, en la producción agrícola deben realizarse una serie de procesos en tiempo y forma para garantizar un buen producto. Este documento detalló brevemente los procesos involucrados en la producción de cultivos de fina hasta su madurez.

El monitoreo y atención a los mismos permitirá definir el manejo más adecuado para cada situación y detectar y controlar de manera temprana posibles problemas que pueden generar pérdidas de rinde. Reconocer estos procesos y delinear acciones en cada caso es un paso importante para maximizar las chances de obtener resultados productivos acorde a los objetivos que se plantea el productor.

Cultivo de Trigo

Fuente: Agroconsultas online -Cultivar Conocimiento Agropecuario SA

Novedad