Nombre científico: Raphanus sativus

Nombre vulgar: nabón, rábano, rabanito salvaje.

Familia: Brassicáceas (Crucíferas).

Ciclo y fenología: especie anual o bienal, emerge en otoño-invierno y florece en primavera, también pueden observarse individuos florecidos durante el verano y comienzo de otoño. Ocasionalmente puede comportarse como bianual

Tamaño y hábito de crecimiento: planta herbácea, erecta de 0,50 a 1,20 m de altura, con tallos ampliamente ramificados, lisos y glabros, la raíz principal es carnosa, pivotante y profunda. Existen grandes diferencias morfológicas, especialmente en las raíces entre las variedades de R. sativus.

Hojas: con bordes irregularmente dentados, las basales largamente espatuladas, pinnatífidas hasta pinnatisectas con lóbulo terminal grande y ancho y laterales más pequeños, las caulinares enteras y lanceoladas. Pelos dispersos sobre pecíolos y nervaduras.

Inflorescencias y flores: cáliz con cuatro sépalos verde-violáceos. Corola de pétalos de 11 a 20 mm de largo, toda la flor de 2 a 2,2 cm de diámetro, violáceos o rosados, dispuestas en racimos terminales, luego de la fecundación los pétalos pierden su color tornándose casi blancos.

Frutos y semillas: silicuas indehiscentes, gruesas, glabras, lisas o con leves estrangulamientos alargados, de 3 a 8 cm de largo, por 5 a 10 mm de diámetro, con 2 a 3 semillas por fruto. Semillas globosas, opacas, rojizas o castaño-rojizas de aproximadamente 3-3,5 mm de diámetro.

Forma de propagación: por semillas.