Nombre científico: Sorghum halepens 

Nombre vulgar: Sorgo de Alepo

Familia: Poáceas (Gramíneas)

Ciclo y fenología: es una especie perenne. Vegeta en primavera, florece y fructifica en verano y comienzo de otoño. Su ciclo coincide con los barbechos previos a cultivos extensivos y con cultivos primavero-estivales como soja, maíz o girasol. Existen una variedad de biotipos, de diferente origen, con atributos morfológicos y ecofisiológicos variables.

Tamaño y hábito de crecimiento: planta herbácea, erguida de hasta 2 m de altura, subglabra, con rizomas de crecimiento horizontal, de longitud variable.

Hojas: lineales, generalmente glabras, planas, alternas, de 20 a 40 cm de largo, 1,2 a 3,8 cm de ancho, con lígula membranosa y sin aurículas, la nervadura central de color blanquecino. Prefoliación convolutada.

Tallos: de hasta 2 centímetros de diámetro, glabros o finamente pubescentes en los nudos.

Rizomas: son vigorosos y resistentes, con una yema en cada nudo cubierta por una catáfila oscura que se prolonga hacia el entrenudo.

Corona: es la parte del tallo ubicada inmediatamente por debajo de la superficie del suelo, de la cual se originan los nuevos brotes y rizomas.

Inflorescencias y flores: dispuestas en panojas laxas piramidales, de 15 a 60 cm de largo, coloración variable desde amarilla pálida a rojiza. Las espiguillas, caedizas a la madurez, se encuentran de a pares, una sésil, hermafrodita brevemente aristada y la otra masculina o neutra, pedicelada.

Frutos y semillas: cariopses de forma oval, color café rojizo o púrpura brillante, con líneas finas sobre su superficie, de 3mm de largo. Sus semillas son dispersadas por el agua de riego, viento, aves y maquinarias agrícolas; además resisten el paso por el tracto digestivo del ganado, sin perder viabilidad.

Forma de propagación: por semillas y rizomas.